5 buenas prácticas de ciberseguridad que toda enfermera debe conocer

Michael Gargiulo - CEO, VPN.com

Por: Michael Gargiulo...CEO de VPN.com...

Actualizado: 11:09 AM ET Vie, junio 24th 2022

gráfico de ciberseguridad para enfermeras

Si bien la ciberdelincuencia ha proliferado en diferentes sectores, el de la salud es uno de los más afectados. Los hospitales son ricos en información personal, desde números de la seguridad social, números de teléfono, discapacidades sanitarias, detalles del seguro hasta información de tarjetas de crédito. Es lógico que los ciberdelincuentes esperen sacar provecho de esta información para utilizarla ellos mismos o venderla en el mercado de la web oscura. Por ello, es fundamental que los hospitales protejan sus historias clínicas electrónicas ahora más que nunca.

Las enfermeras están en primera línea en el manejo de los historiales de los pacientes en los hospitales. Esto hace que sea necesario que cada enfermera adopte las mejores prácticas de ciberseguridad en su línea de trabajo. Estos son cinco consejos de ciberseguridad que toda enfermera debería empezar a practicar.

1. Aprenda sobre ciberseguridad

Muchos ciberdelitos se producen porque las víctimas no son conscientes de los ciberdelitos ni de cómo protegerse de los malintencionados. Por eso, la mejor práctica número uno debería ser que los enfermeros se informen sobre ciberseguridad. De hecho, ser consciente de la ciberseguridad y de las mejores soluciones posibles debería formar parte de la profesionalidad de la enfermería. Los aspectos en los que los enfermeros deberían centrarse incluyen:

  • Amenazas de ciberseguridad
  • Trucos que los hackers utilizan en las víctimas
  • Información que los hackers intentan obtener
  • Cómo protegerse

Es muy importante que los hospitales ofrezcan este tipo de formación a todo el personal sanitario. En el caso de las organizaciones que carecen de esta formación, las enfermeras tienen el deber de solicitarla.

2. Adoptar las mejores prácticas en materia de contraseñas

Las contraseñas son la puerta de entrada a toda la información de los pacientes contenida en los dispositivos electrónicos. Las enfermeras deben protegerlas muy bien para asegurarse de que los piratas informáticos nunca se hagan con ellas. Algunas de las mejores prácticas de protección de contraseñas son:

  • Utilizar contraseñas seguras y difíciles de adivinar: las enfermeras deben combinar letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos en sus contraseñas, así como hacerlas más largas para crear contraseñas únicas
  • Evitar la reutilización de contraseñas en varias cuentas: Si los hackers se hacen con la contraseña, consiguen acceder a todas las cuentas que tengan la misma contraseña
  • No compartir nunca sus contraseñas con otras personas, independientemente del nivel de confianza
  • Utilizar la autenticación multifactor para una capa adicional de protección

Uno de los trucos que utilizan los ciberdelincuentes para conseguir información es el uso de correos electrónicos de phishing. En este caso, se hacen pasar por alguien conocido por la víctima creando direcciones de correo electrónico casi similares a las que las víctimas suelen utilizar. A continuación, atraen a la víctima para que haga clic en enlaces maliciosos o descargue software malicioso. Otros llaman a la víctima e infunden miedo o curiosidad para convencerla de que actúe rápidamente. Esto es especialmente arriesgado para las enfermeras que se dedican a trabajos freelance de redacción médica ya que necesitan intercambiar una gran cantidad de correos electrónicos. 

Tomarse un momento extra para verificar el origen de los correos electrónicos puede ayudar mucho a prevenir los ciberdelitos. Las enfermeras deben estar atentas a las alteraciones de las direcciones de correo electrónico: la mayoría de los ciberdelincuentes sustituyen el .com por el .org, lo que puede pasar desapercibido si no se tiene cuidado. Deben ser precavidos al hacer clic en los enlaces. Además, siempre es bueno llamar y verificar las instrucciones cuando parecen confusas o maliciosas. Sin embargo, deben evitar llamar a los números proporcionados en los correos electrónicos y utilizar sólo los de los directorios oficiales.

4. Proteger los dispositivos y las cuentas personales

Los piratas informáticos hacen todo lo posible por encontrar un resquicio que les permita acceder a lo que quieren. La mayoría se centra en los teléfonos y ordenadores personales en un intento de encontrar algo que les ayude a adivinar las contraseñas de los dispositivos de trabajo. Por eso las enfermeras deben proteger sus dispositivos personales y contraseñas muy bien.

Los teléfonos personales y los ordenadores se han convertido en el centro de muchas actividades, como la banca y las compras. Además de encontrar pistas para las contraseñas, los hackers encuentran la información sensible en estos dispositivos también es interesante para estos hackers. Razón de más para que las enfermeras tengan mucho cuidado con sus dispositivos y las cuentas que abren desde ellos.

Una forma de asegurar tus dispositivos sería utilizar una VPN ya que asegura tus datos y los protege del acceso externo. Puedes consultar una lista de las mejores VPN y encontrar la que mejor se adapte a ti.

5. Esté atento a las violaciones de la seguridad física

A veces los hackers no utilizan correos electrónicos de phishing o enlaces maliciosos, sino que acuden personalmente a las estaciones de enfermería para encontrar algo que pueda beneficiar a sus delitos. Intentan acceder a los ordenadores de las estaciones de enfermería o robar discos flash que contienen información sensible.

Las enfermeras deben estar atentas a toda persona que se acerque al puesto de enfermería. Si alguien parece sospechoso, las enfermeras deben dar un paso para preguntarle qué quiere o informar a la dirección.

Envolviendo...

La ciberdelincuencia está costando mucho dinero para arreglar el desaguisado. Los pacientes no deberían ser víctimas de este tipo de delitos por la negligencia de las enfermeras en las organizaciones sanitarias. Deberían empezar por familiarizarse con las cuestiones de ciberseguridad. A continuación, las enfermeras deben tener cuidado con sus dispositivos personales, utilizar las mejores prácticas de contraseñas, tener cuidado al abrir los correos electrónicos y estar atentas a las personas sospechosas en su entorno.

es_ESEspañol
Copiar enlace
Desarrollado por Snap Social