¿Es seguro el WiFi de la universidad?

vpn wifi college

Introducción

Hay muchas cosas que los nuevos estudiantes universitarios tienen que aprender cuando viven solos por primera vez. Tendrán que enfrentarse a la colada, a cocinar ramen y a mantener su identidad en línea segura.

Muchos nuevos estudiantes universitarios pueden sorprenderse al descubrir que incluso en la universidad, no pueden escapar de los bloques de red opresivos. Incluso las instituciones para adultos intentan controlar los tipos de contenidos que sus alumnos pueden ver y a los que pueden acceder cada día.

Entonces, ¿qué puede hacer un estudiante en ciernes? Por supuesto, utilizar una VPN. Sigue leyendo para saber todo lo que un estudiante universitario debe saber cuando se trata de WiFi universitario. Hablamos de las posibles amenazas/restricciones y de cómo una VPN te mantiene seguro y anónimo.

¿Cuáles son los riesgos del WiFi universitario?

La primera pregunta que hay que responder es obvia. Cuáles son las amenazas que más te deben preocupar cuando te conectas a la red WiFi de tu universidad?

 

La Universidad controla su tráfico

 

Es posible que los estudiantes no tengan en cuenta el nivel de control que tiene su universidad sobre el tráfico que pasa por su red. Muchos administradores de redes universitarias han comenzado a rastrear los datos de sus estudiantes. En la mayoría de los casos, forma parte de un esfuerzo por combatir la piratería y el consumo excesivo de material pornográfico.

Este tipo de censura está en todo su derecho, especialmente en el caso de las universidades religiosas.. La administración de cada universidad puede determinar legítimamente el tipo de contenido al que quiere que la gente acceda en su red.

Por otro lado, estas medidas significan que hay una base de datos de sus hábitos de navegación en el servidor de otra persona. Si esto le parece un poco más que espeluznante, El uso de una VPN es la única manera de que un estudiante universitario cifre sus datos.

Cada universidad tiene derecho a controlar su red. Sin embargo, también tiene derecho a impedir que los administradores fisgones puedan ver todo lo que hace en línea.

 

La universidad bloquea un sitio web

 

Como mencionamos en la sección anterior, las universidades han comenzado a restringir los tipos de contenidos que pueden ver sus estudiantes. El objetivo es proteger tanto la red de la universidad como a los estudiantes conectados a ella.

Esto es comprensible, pero puede ser molesto para los estudiantes que quieran acceder a sitios de torrents, portales P2P o contenidos para adultos (que todos los estudiantes deberían poder ver, dado que tienen que ser mayores de 18 años para asistir a la universidad en primer lugar).

La forma en que una universidad bloquea los contenidos puede variar, pero generalmente, utilizarán un cortafuegos de filtrado masivo para detectar determinados dominios, palabras clave o banderas de datos. Una vez que se detecta un elemento restringido, el cortafuegos detendrá el flujo antes de que tenga la oportunidad de comenzar.

Una VPN mitiga estas técnicas, devolviendo a los estudiantes el poder de navegar como quieran. Se acabaron los bloqueos de Facebook durante la próxima clase de tu profesor, siempre que tengas la VPN activada.

 

Hackers que utilizan conexiones no seguras

 

Sin embargo, la mayor amenaza para los estudiantes en una red WiFi universitaria no segura (o incluso segura) es la misma que para todos los demás que navegan por la web. Hackers. Entre 2008 y 2010, se produjeron más de 150 infracciones en las principales universidades de Estados Unidos. Estas filtraciones provocaron la pérdida de más de 2,3 millones de registros personales de estudiantes.

Si los hackers pueden acceder a los archivos sensibles de los estudiantes, ¿quién puede decir que no les sería igual de fácil entrar en los registros de acceso a los sitios web de los que hablamos anteriormente? Cuando te registras en el WiFi del campus, el nombre de usuario y la contraseña que se te asignan están directamente vinculados a tu identidad real.

En consecuencia, los piratas informáticos podrían vincular su nombre real, la dirección de su casa, su número de teléfono e incluso su boletín de notas con cualquier contenido que haya estado navegando en línea. Ni que decir tiene, es un gran problema para cualquiera que planee mantener su identidad en línea en el anonimato.

Con tantos estudiantes accediendo a la misma red simultáneamente, una red WiFi universitaria es como un gigantesco buffet para los hackers.

Según un estudio publicado hace unos años, los estudiantes de entre 18 y 24 años son el mayor objetivo del robo de identidad en Estados Unidos. Suelen tardar de dos a cinco veces más en darse cuenta de que les han robado la identidad que los usuarios de grupos de mayor edad. Por ello, Los hackers siempre verán en los sistemas WiFi de las universidades una mina de oro de información no segura, lista para ser tomada.

¿Qué puede hacer para protegerse en el WiFi de la universidad?

Utiliza una VPN No importa a qué intentes acceder o de qué te protejas, una VPN es el método más rápido y eficaz para conectarse de forma segura al WiFi de la universidad.

es_ESEspañol